9 consejos para tener una conducción segura

9 consejos básicos para tener una conducción segura

Pensando en hacer un compendio breve y conciso de los mejores consejos básicos para tener un manejo seguro detrás del volante, nuestros amigos del Nissan GT Academy, nos revelan estos 9 consejos que consideramos ideales para cualquier conductor inexperto o competente, estos son:

1. Los neumáticos: la importancia del dibujo


Uno de los elementos clave para una conducción óptima es el estado de los neumáticos, ya que son el único elemento del vehículo que hace contacto con el piso.

Es por eso que la profundidad del dibujo de éstos debe ser mayor a cinco milímetros para tener una adherencia óptima. Asimismo, se debe de revisar periódicamente la presión de las llantas, la cual difiere en cada vehículo y debe de calibrarse en frío.

2. Aquaplaneo: cuando el vehículo se convierte en "lancha"


El “aquaplaneo”, o movimiento sobre superficies con agua, sucede generalmente cuando los neumáticos han perdido adherencia con el pavimento y flotan sobre una capa de agua.

Aunque en estos casos es muy difícil recuperar el control del vehículo, se puede reducir el daño al dejar de acelerar suavemente y evitar cualquier movimiento brusco. 

3. Posiciones al manejar: no por querer impresionar se conduce más rápido


La altura del asiento debe permitir la mayor visibilidad, y el espacio entre la cabeza y el techo debe ser de unos diez centímetros. En cuanto a la distancia de las piernas y los pedales, lo ideal es que el talón pise el suelo y que esté firme; de esta manera, el conductor podrá emplear la fuerza necesaria para realizar un frenado de emergencia en caso de que así se requiera.

Por su parte, el respaldo se ajusta casi a 90 grados y las muñecas deben de pasar por arriba del volante; esto le permite al conductor tener un mejor control, ser más rápido en sus movimientos y poder reaccionar más rápido en caso de que tenga que maniobrar intempestivamente.

4. Cinturón de seguridad: el tirón que hace falta


El uso del cinturón de seguridad es un elemento fundamental para conducir adecuadamente; no obstante, pocos conocen un pequeño secreto que puede aumentar su efectividad: hay que darle un pequeño jalón hacia arriba.

Este movimiento ajustará el cinturón entre el hombro y el trapecio, lo cual evitará el movimiento del cuerpo del conductor y le brindará mayor seguridad, confianza y estabilidad.

5. Los espejos: eliminemos el punto ciego


Los espejos laterales deben de abrirse lo más que se pueda para evitar el punto ciego. Al hacerlo, el conductor debe de poner como punto de referencia que la manija o la última parte del vehículo aún sean visibles.

6. Cuida la posición de las manos


Si imaginamos que el volante es como un reloj, la mano derecha debe de estar colocada a “las tres” (90 grados) y la izquierda a las nueve (270 grados) por tres razones:

a) La primera es por comodidad, ya que diversos vehículos tienen controles que fácilmente están al alcance del conductor al tener las manos en esta posición.

b) La seguridad es el segundo factor: en caso de un accidente, esta posición permitirá que la bolsa de aire salga adecuadamente.

c) Finalmente nos permite tener mayor control del vehículo al aumentar el radio de giro.

7. Como tomar las curvas adecuadamente


La primera tarea para tomar una curva es adelantar la vista, lo cual nos permitirá analizar el trazado del camino y determinar cuáles serán los movimientos necesarios.

El frenado debe de realizarse de manera gradual -en caso de requerirse- y en línea recta; posteriormente, se debe de ir soltando el freno paulatinamente y empezar a girar. El conductor deberá ser suave con el acelerador, ya que de soltarlo repentinamente se modifica el centro de gravedad del vehículo.

8. Frenado de emergencia: que el pánico no te domine


La mayoría de los conductores volantean agresivamente cuando detectan un elemento inesperado en la carretera, lo cual agrava la situación porque pierden el control del vehículo.

La estrategia más adecuada para estos casos es frenar fuertemente en línea recta, y dar un giro muy fino en una sola dirección para intentar evitar el impacto.

Lo mismo aplica para el frenado de emergencia: el conductor debe de pisar el freno con toda su fuerza (es decir, no dosificar el esfuerzo) en línea recta y mantener firme la dirección.

9. Subviraje: las vueltas que no deseas dar


El subviraje es la pérdida de adherencia de los neumáticos frontales y generalmente ocurre cuando el conductor entra muy rápido en una curva, pero el vehículo no responde adecuadamente y se sigue de frente

En este caso, el problema se agravará si el conductor gira aún más el volante, con ello contribuirá más a la perdida de adherencia y el vehículo se irá todavía más de frente sin control.

Por ello, lo recomendable es dejar de acelerar y mantener firme la dirección.

Por: Jorge Blancarte
Vía: AutoCosmos.

Designed by OddThemes | Distributed by Blogger Themes