40 años del motor de cinco cilindros de Audi

Audi se ha caracterizado por ser una de las empresas con mayor visión aplicada al campo de la innovación de los motores, buscando mayor potencia en el menor espacio posible y sin incrementar el peso de sus vehículos más allá de lo que la funcionalidad exige.



Hace 40 años, en 1976, Audi introdujo al mercado su primer motor de gasolina con cinco cilindros instalado en la segunda generación del Audi 100 y que sentó las bases para posteriores evoluciones y desarrollos.

En la actualidad, los motores de cinco cilindros de Audi son considerados como objeto de culto, debido a los éxitos alcanzados en las competencias automovilísticas y a causa de su confiabilidad y economía.

El primer motor de cinco cilindros a gasolina nació para superar a su predecesor en el mercado. Al inicio de la década de los años 70, se consideró la posibilidad de introducir motores de cinco o de seis cilindros en línea y finalmente se optó por el motor de cinco cilindros en línea, basado en el nuevo concepto del motor EA827. El motor de cinco cilindros derivado de esta familia, con 2,1 litros de cilindrada, rendía 136 hp y un moderno sistema de inyección incrementó su eficiencia y potencia. Las ventas del Audi 100 con este motor comenzaron en marzo de 1977.

Ya en 1978, un año después, el primer motor de cinco cilindros de gasolina turboalimentado hizo su debut: otro prodigioso avance de Audi. Con una potencia de 170 hp y 265 Nm de par máximo, impulsaba al entonces nuevo Audi 200.

40 años del motor de cinco cilindros de Audi


El motor de cinco cilindros de gasolina sobre el Audi quattro “original” de 1980, tenía aún más que ofrecer. Dotado con un poderoso conjunto técnico para su desarrollo orientado tanto a las pistas de competición como a la carretera, entregaba 200 hp.

En aquel mismo año, Audi introdujo la versión Sport quattro, propulsado por un motor de cinco cilindros de nuevo desarrollo, realizado en aluminio y capaz de entregar una potencia de 306 hp. Esto hizo del Audi Sport quattro el coche más potente construido hasta ese momento por una marca alemana para su uso en carreteras abiertas al público y se constituyó como la base de un nuevo Grupo B Rally Car, con el motor multiválvula de 450 hp en su versión para competencias.

Incluso después de la retirada de Audi de los rallyes, en 1986, se produjeron otros éxitos destacados en las carreras como el Audi Sport quattro S1; este auto traía bajo el cofre 598 hp. Ese mismo año, Audi destacó con su motor de un poco más de dos litros de cilindrada con 720 hp.

Otro de los hitos en la historia de Audi se presentó en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt de 1989: el Audi 100 TDI.

Este fue el primer auto de producción equipado con un motor diésel de cinco cilindros turboalimentado dotado de inyección directa controlada electrónicamente que entregaba una potencia de 120 hp.

En 1994, llegó al mercado el Audi RS 2 con 315 hp que con la potencia de un coche de competencia y una carrocería familiar, creó un nuevo segmento.

40 años del motor de cinco cilindros de Audi



En 2009 se produjo una gran reaparición con el Audi TT RS, el motor de 2,5 litros de capacidad desarrollado por quattro GmbH rendía una potencia de 340 hp.

Otro ejemplo de rendimiento excepcional se encuentra en el RS 3 Sportback y en el RS Q3. El TT RS plus, que Audi presentó en 2012, equipados con una máquina que rendía 360 hp.

Actualmente, el 2.5 TFSI en el Audi TT RS rinde una potencia de 400 hp. Un jurado internacional integrado por periodistas especializados seleccionó al 2.5 TFSI de cinco cilindros “Motor del Año” siete veces consecutivas desde 2010.

Como parte de los festejos de celebración por los 40 años de existencia del motor de cinco cilindros, el primer motor con estas características, podrá contemplarse en el Audi Forum, en Neckarsulm hasta el 6 de noviembre de 2016.

Vía: Terra.

Artículo Anterior Artículo Siguiente