Trump se quedará con el Cadillac de Obama

Trump se quedará con el Cadillac de Obama

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tendrá que utilizar la flotilla de limusinas Cadillac que dieron servicio a Barack Obama, al menos por unos meses más. 



Contrario a los reportes que indicaban que desde el Día 1 del mandato de Trump utilizaría una nueva generación de vehículos, el presidente Trump tendrá que esperar unos meses para estrenarlos.

La razón es muy sencilla: el contrato que tiene Casa Blanca con Cadillac. El acuerdo que comenzó en septiembre de 2013 establece tiempo de pruebas y desarrollo y aún no está listo para ser entregado a la Casa Blanca.

Por ello, el presidente Trump se vio obligado a utilizar la generación 2009 de "La Bestia" durante su desfile de toma de posesión.

Normalmente las limusinas presidenciales de administraciones pasadas siguen al servicio de la Casa Blanca, tanto para el Servicio secreto como para algunas visitas de mandatarios y personalidades importantes.

Se dice que la nueva "Bestia" incluirá detalles de la nueva Escalade. No se ha dado a conocer la fecha exacta en la cual Trump estrene el vehículo.

"La Bestia", cuyo nomre oficial es "Cadillac One", tiene 5.4 metros de largo por 1.5 metros de ancho. Su chasis es de acero reforzado, aluminio, titanio y cerámica, lo que crea una protección de 20 centímetros.

Los neumáticos son Goodyear Regional RHS con cubrimiento de kevlar y tecnología antiponchadura. "La Bestia" alcanza el 0-100 km/h en 15 segundos gracias a su motor V8 6.5 litros.

Vía: Terra.


Designed by OddThemes | Distributed by Blogger Themes