Model 3, el eléctrico imparable

Model 3, el eléctrico imparable

El tan esperado Model 3 lleva ya varios meses entregándose en México, ahora es un vehículo global y, en algunos mercados, o es el modelo más exitoso en términos generales, o incluso supera en ventas y entregas a todo el resto de su segmento combinado (sedanes medianos premium).


Estamos frente a un hito de la movilidad, el tan esperado tesla “accesible” que no solo promete llevar a la empresa a términos de rentabilidad, sino el planeta a una postura de movilidad sustentable y, por ende, ecológica. Bienvenido el primer Tesla “para todos”.

No para todos


Ok, 835 mil pesos no es algo que cualquiera pueda pagar por un auto, pero al menos Tesla ya no es tan excluyente como cuando sólo tenía los Model S y X de hasta varios millones de pesos. La promesa del Model 3 llegó a todo el mundo y seguirá creciendo debido a que ya podemos tener uno de los más modernos eléctricos por el precio de cualquier otro eléctrico.

Esta semana tuvimos acceso al tope de gama del Model 3, el Dual Motor Performance, con más autonomía, potencia, velocidad, acabados y equipamiento que las versiones “accesibles”, con lo que la etiqueta casi llega a los 1.3 millones de pesos, una cifra muy interesante si consideramos que tiene un desempeño de deportivo, equiparándose en aceleración y desempeño con modelos como el M3, Clase C AMG o RS4.

Desde esa perspectiva, el Model 3 sigue siendo accesible al compararlo con sus rivales alemanes, lo que explica como en algunos meses se ha convertido en el vehículo más vendido de Estados Unidos y en algunos mercados ha superado en ventas conjuntas al Serie3, A4 y Clase C juntos. En ese nicho de precios es de esperarse una reacción así, sobre todo con lo altos que están los precios de las gasolinas a nivel mundial.

Al final, el Model 3 es un sedán mediano premium que propone muchísimo en temas de imagen, tecnología e innovación no sólo en su segmento, sino en el global de la industria.

Maravilloso, no perfecto


Te lo adelantamos, sí que viviríamos todos los días con un Model 3. Quizá no con un performance como el que tuvimos esta semana, pero definitivamente sí con el que tiene la batería grande, algo así como 75 kWh, y con tracción trasera, más que suficiente. Sí que el Performance es muy divertido, acelera de infarto y se maneja muy bien el límite, con un centro de gravedad bajo y tracción integral. Pero siendo honestos, por muy rápido que sea y aunque le pueda ganar en circuito a un M3, es un auto muy pesado (1.9 toneladas) y no se siente tan ágil como sus rivales deportivos alemanes.

A fin de cuentas, no todo es tiempos por vuelta y 0-100, sino también puesta a punto y afinación del bastidor, como sólo los antiguos fabricantes saben hacer hasta el momento. Las suspensiones del Performance, por ejemplo, son rígidas y bien afinadas para el alto desempeño, pero no se siente que filtren tan bien las irregularidades del pavimento a altas velocidades, a veces es áspero de marcha, y nos gustaría una sensación un poco más premium.

Claro, si ponemos todos los modos de manejo en modos deportivos y usamos el launch control, el Model 3 Dual Motor Performance sale disparado como cohete, y puede seguir acelerando hasta los 261 km/h.

Nosotros sólo lo probamos hasta 248 km/h y se agradece el bajísimo centro de gravedad y el elevado peso, pues puede ser un poco nervioso a más de 200 km/h. No obstante, se siente siempre seguro y muy bien plantado en el suelo. Su mejor margen de circulación es alrededor de los 160 km/h, pero si queremos ahorrar energía rara vez circularemos por encima de 120 km/h, y si queremos que la batería en verdad nos entregue más de 450 km por carga, los 95 km/h serán nuestro límite psicológico.

Magia pura


No hablemos de diseño, es subjetivo, pero a nuestros ojos es el primer Tesla en verdad hermoso. Proporciones, líneas fluidas, propuesta, todo aporta a la imagen del Model 3.

Un Coeficiente aerodinámico de los mejores del mundo también es consecuencia del diseño y del frente sin parrilla, donde esconde radares y sensores sin modificar la apariencia externa. Por dentro es simplemente una obra de arte.

Minimalismo en su máxima expresión, interiores veganos que no utilizan ningún material animal y al mismo dan las mejores sensaciones de calidad, excelentes plásticos y hasta madera real. Muchos de los mecanismos de puertas y demás accesorios al interior son ligeros y se fijan en su posición con imanes, fascinante, pero por ahí le encontramos uno que otro pequeño rechinido entre piezas plásticas o los cables para los teléfonos, nada grave, pero punto a mejorar con el tiempo.

Comodidad extrema a pesar del piso alto, la mejor visibilidad del mercado por el parabrisas bajo y el cofre afilado hacia abajo, y muchísima tecnología, rematan un interior al que hay que acostumbrarse y aprender a usar casi desde cero, pero que es intuitivo, moderno y muy limpio. Toda una experiencia.

De sol a sol, al límite


Sólo nos quedaba llevarlo al límite para saber de qué es capaz. Decidimos emular una de las más rudas pruebas del motociclismo nacional con un eléctrico para saber si en verdad es un auto con el que se puede viajar grandes distancias por carretera. Aprovechando la más grande red de recarga eléctrica del país, salimos a repetir el Sol a Sol, una ruta anual del BMW Motorrad Club de la CDMX, pero en el Model 3. Se trata de arrancar al filo del amanecer en el puerto de Veracruz, y llegar antes de que se ponga el sol del mismo día al puerto de Acapulco. Cruzar el país de costa a costa es de por sí un reto interesante en cualquier auto, pero un eléctrico con autonomía de 500 km suponía un reto aún mayor.

De esta forma, nos hospedamos en instalaciones de Grupo Posadas, pues el 100% de sus hoteles tienen cargadores propietarios y también para vehículos eléctricos de otras marcas, ambos cortesía de Tesla. El Gran Fiesta Americana Veracruz nos recibió con los brazos abiertos mientras descansábamos y cargábamos el Model 3 para la travesía del día siguiente.

Al amanecer arrancamos en punto de las 7:00 am para hacer una parada programada en el tesla Superchargers de Puebla, a donde llegamos con una autonomía de menos de 100 km, pues subir desde el nivel del mar hasta Puebla requiere mucha más energía de la necesaria para carreteras planas. Cargamos 45 minutos mientras desayunamos y de nuevo, casi con la batería completamente cargada, salimos hasta llegar pocas horas después al Fiesta Americana Villas de Acapulco. Ahí pudimos cargar durante la noche y sin costo alguno mientras nos consentíamos en sus restaurantes y descansábamos. El regreso a CDMX implicó pasar a cargar media hora en los súper cargadores de Cuernavaca mientras comprábamos un café y llegamos a la capital aún con una autonomía de 300 km manejando a ritmos alegres.

Un Tesla accesible es una realidad. Es uno de los más modernos, seguros, lujosos y rápidos autos del mundo y, además, no quema una gota de combustible. Tenemos un nuevo eléctrico favorito, que no es perfecto, pero seguro algunos de sus detalles mejorarán con actualizaciones de software mientras la marca mejora en calidad y experiencia, para convertirse en algunos años en un referente en el mundo de las marcas premium.

Ficha Técnica



  • Motor : Doble motor eléctrico, 350 v, 480 hp
  • Transmisión : Automática, tracción integral permanente.
  • Desempeño : 0-100 km/h: 3.4 s, vel. Máx.: 261 km/h
  • Rendimiento : 6.65 km/kwh, batería: 75 kwh, autonomía: 499 km
  • Neumáticos : 235/35 r20
  • Seguridad : 8 bolsas de aire, abs, ebd, ba, lka, esp, tc, eba y autopilot
  • Gama de precios : de 835,000 a 1,444,700 mxn
  • Unidad probada : Performance: 1,249,900 mxn


Vía: El Financiero.


Designed by OddThemes | Distributed by Blogger Themes