¿Cómo funciona la tecnología para conductores con discapacidad auditiva de Hyundai?

Desafortunadamente, existen muchos casos donde conductores con discapacidad auditiva tienen complicaciones para desarrollar sus labores. En México, por ejemplo, un usuario residente de Guadalajara compartió su experiencia en redes sociales, tras haber accedido al servicio de un conductor de Uber que tiene discapacidad auditiva.

El relato compartido a través de Facebook menciona que, el chofer le agradeció la espera y la oportunidad de poder trabajar, ya que al día le cancelan entre 15 a 20 viajes debido a su condición. Sin embargo, la historia solo refleja un caso que ocurre con regularidad, ya que los conductores con discapacidad auditiva dependen principalmente de la vista y del tacto.

Ante ello, algunas compañías han desarrollado tecnologías para facilitar sus funciones. El mundo del motor vive en estos momentos un proceso de cambio, y un ejemplo claro es la marca automovilística Hyundai. El fabricante ha creado una forma de comunicación para personas con esta condición. En ese sentido, la tecnología incorpora sonidos internos y externos a través de medios táctiles y visuales.

Este sistema desarrolla una diferencia entre los aparatos de sonido que se instalan en los vehículos, como las bocinas o altavoces. Las bocinas para auto funcionan como transductor electro acústicos, esto significa que transforman la energía eléctrica en acústicas. Las señales son convertidas en ondas de sonido que funcionan en el interior del vehículo. Mientras que el sistema de Hyundai se basa en dos tecnologías: Audio-Visual Conversión (ACV) y Audio-Tactile Conversión (ATC). Cada una se dedica a un tipo de señal acústica que se desarrolla en torno y dentro del vehículo.

El sistema cuenta con micrófonos instalados en el exterior y en el interior del automóvil. Respecto al primero, los sonidos se representan en señales visuales. Por ejemplo, el sonido del claxon de otro vehículo, el motor de una moto o el ruido de una construcción cercana, se transforman en señales visuales. De esta manera, el conductor conoce lo que está ocurriendo en el exterior. Sin embargo, la tecnología solo filtra los sonidos más importantes para la conducción.

Respecto al segundo, solo las indicaciones del sistema de navegación se producirán en el interior del automóvil y se transformarán a señales visuales. Por ejemplo, cuando el conductor quiere indicar el giro hacia la derecha, se enciende la parte derecha del volante y viceversa.

Para el resto de sonidos interiores se usa la vibración. Por ejemplo, el sensor de aparcamiento avisa al conductor cuando su automóvil está próximo a chocar, esto será traducido mediante vibraciones. El sistema de Hyundai se caracteriza por convertir estímulos auditivos en vibración.

De esta manera, la industria automovilística desarrolla un estado de innovación. Hace poco la marca japonesa Panasonic presentó un sistema que detecta la somnolencia en conductores. El sistema funciona en base al reconocimiento de ciertos patrones como bostezos, pestañeos y otras expresiones faciales del conductor, emitiendo señales de alerta para evitar riesgos durante la conducción.


Artículo Anterior Artículo Siguiente